Saltar al contenido
Blog Tecnología

Pero, ¿qué pasará si Perseverance encuentra vida en Marte?

marzo 7, 2021

La búsqueda de vida extraterrestre es sin duda una de las mayores búsquedas de la humanidad. Los astrónomos sospechan que hace unos 4 mil millones de años, Marte exhibía características similares a las de la Tierra. Incluso hoy, el Planeta Rojo parece ser el segundo planeta más viable del sistema solar.

Esta es la razón por la que es objeto de estudio de muchos proyectos de investigación científica, como la misión Perseverancia de la NASA, cuyo objetivo es encontrar biofirmas.

El 30 de julio de 2020, el rover de la NASA, apodado Perseverance, partió hacia Marte. El aterrizaje en el planeta oxidado se realizó sin problemas el jueves 18 de febrero de este año. La máquina aterrizó en el cráter de Jezero, el lugar previsto para la investigación, cuyo diámetro es de 45 km. Según los expertos, si hay rastros de vida en Marte, este lugar sería el más probable para ocultarlos.

Hace 3.500 millones de años, un río fluyó hacia este cráter para formar un lago que lógicamente acumulaba minerales de carbonato. En la Tierra, estos minerales son excelentes conservantes de fósiles.

¿Prueba de litopanspermia o panspermia?

El descubrimiento de una vida pasada en Marte es el sueño de muchos científicos. La cantidad de sondas y rovers que se enviaron allí lo atestigua. Antes de Perseverance, otras ocho naves espaciales participaron en la caracterización de su geología, atmósfera y clima. Fueron desplegados allí como exploradores para una futura expedición humana, además de buscar biofirmas.

En el caso de que la misión tenga éxito, la cuestión de si existe o no una relación entre los seres vivos que han vivido en Marte y los de la Tierra se pondrá seriamente sobre la mesa. Si la respuesta es sí, el caso constituiría prueba de litopanspermia o panspermia. En otras palabras, sugeriría que las vidas en ambos planetas provienen de la misma fuente.

Además, el descubrimiento respaldaría la hipótesis de que todavía hay vida en Marte. De hecho, es posible que los microbios marcianos hayan migrado debajo de la superficie debido al cambio climático. Un estudio también ha demostrado que los microorganismos pueden subsistir en aguas subterráneas salobres en el planeta rojo. Como resultado, la protección planetaria será aún más imperativa, ya que una expedición humana a Marte correría el riesgo de dañar los posibles organismos marcianos.

No es el equipo lo que falta

Perseverance utiliza una serie de herramientas tecnológicas de vanguardia para llevar a cabo su misión. El rover está equipado con una variedad de cámaras, incluidas Mastcam-Z, SuperCam, PIXL y SHERLOC. Mastcam-Z y SuperCam detectan y estudian de cerca los objetivos más interesantes. Por su parte, PIXL y SHERLOC buscan respectivamente biofirmas químicas y moléculas orgánicas, así como minerales que se hayan formado en un medio acuoso.

Las muestras recolectadas se recogerán en contenedores metálicos del rover que luego se recuperarán durante una misión futura. Para llevar a cabo esta operación de recuperación, la NASA ha decidido colaborar con la ESA. Luego, los análisis se llevarán a cabo en la Tierra.