Saltar al contenido
Blog Tecnología

La ESA está reclutando astronautas, aquí tienes los criterios para probar suerte

febrero 24, 2021

Para aquellos que siempre han soñado con convertirse en astronautas, regocíjense porque después de 11 años sin reclutamiento, la ESA finalmente lanza un llamamiento a todos aquellos que quieran unirse a las filas de sus exploradores espaciales. Este reclutamiento es sobre todo una forma de prepararse para la llegada de una era completamente nueva de exploración espacial basada en un regreso a la Luna y el primer viaje al planeta Marte. Pero convertirse en astronauta no es fácil ya que existen varios criterios a respetar.

Aunque la ESA planea contratar candidatos con diferentes antecedentes y habilidades, todavía hay requisitos mínimos que cumplir. Así, los candidatos deben tener conocimientos científicos y haber obtenido un título universitario en campos como la biología, la química, la física o incluso la ingeniería. Además, deberán tener habilidades como liderazgo, y la experiencia de vuelo es una ventaja. También se favorecerá a candidatos con determinadas habilidades como adaptabilidad, conocimiento de idiomas o incluso autocontrol.

Créditos de Pixabay

La diferencia con las contrataciones anteriores es que la ESA decidió ampliar sus criterios de selección alentando a las personas con discapacidades físicas a postularse. Según los informes, el cambio es parte de un proyecto que tiene como objetivo encontrar la mejor manera de adaptar los viajes espaciales a los astronautas discapacitados.

Los efectos de los viajes espaciales en el cuerpo humano

Durante estos años de exploración espacial, se ha observado que el espacio es un entorno peligroso que afecta al cuerpo de un astronauta. Por lo tanto, para quienes deseen convertirse en uno, será necesario prepararse para sufrir varios cambios que generalmente no son beneficiosos.

Cuanto más largo sea un viaje espacial, más impacto tendrá en la salud. Durante futuras misiones a la Luna y Marte, los astronautas enfrentarán condiciones nunca antes encontradas, particularmente en términos de distancia, duración o incluso exposición prolongada a una gravedad diferente a la de la Tierra. El espacio también es un lugar hostil con las temperaturas extremas que podemos enfrentar, la ausencia de presión atmosférica o la presencia de radiaciones cósmicas.

La radiación se considera una de las cosas más peligrosas en el espacio, ya que puede causar daños a la salud. Los estudios han demostrado que pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer, destruir el sistema nervioso, pero también reducir el control motor y afectar el comportamiento.

La diferencia de gravedad tampoco debe tomarse a la ligera, ya que la gravedad reducida afecta la fisiología del cuerpo humano, especialmente en el sistema circulatorio, los músculos y los huesos. Esto se debe a que los músculos se encogen y los huesos pierden aproximadamente el 15% de su densidad estructural.

Lea también: Bill Gates predice dos desastres más que la humanidad tendrá que enfrentar

¿Y la mente?

Los impactos en la salud física no son los únicos a considerar cuando se trata de viajes espaciales prolongados. La mente también se ve muy afectada. Según los expertos, la exploración espacial es un desafío a nivel cognitivo, psicológico y psicosocial. Efectivamente, no es fácil vivir lejos de casa en un espacio reducido y con microgravedad, y sobre todo pasar largas temporadas con otras personas.

Con respecto a la microgravedad, se ha observado que adaptarse a ella es particularmente difícil para el cerebro humano. Entre el 40 y el 60% de los astronautas también sufren de enfermedad espacial durante los primeros días de su misión espacial. Por lo tanto, pueden tener mareos, dolores de cabeza o incluso náuseas, pero también sentirse cansados. En cuanto al comportamiento, también se observó que algunos mostraban una disminución en la capacidad de comunicarse y una reducción en las interacciones con otros miembros de la tripulación. El aislamiento también puede causar pérdida de motivación y tensiones sociales, especialmente en un entorno tan limitado.

Las agencias espaciales continúan trabajando en métodos para proteger a los viajeros espaciales y reducir los efectos de los vuelos prolongados. Sin embargo, para los candidatos que deseen formar parte del cuerpo de los astronautas, se prestará especial atención al aspecto mental.

Lea también: La ESA también quiere su lanzador reutilizable

En cualquier caso, si crees que tienes lo necesario para afrontar todos estos retos, el plazo de inscripción en la ESA comenzará el 31 de marzo y durará 8 semanas. A continuación, le seguirá un proceso de selección compuesto por seis etapas que permitirá designar nuevos astronautas europeos.