Saltar al contenido
Blog Tecnología

En busca de los orígenes de la vida

marzo 13, 2021

Durante mucho tiempo nos hemos preguntado sobre los orígenes de la vida. Son muchos los estudios que intentan desentrañar este misterio. Se sabe que las primeras células vivas aparecieron en la Tierra hace unos 3.700 millones de años. Según una primera teoría, todo habría comenzado con una sopa primitiva o primordial. Durante años, los científicos han intentado reconstituir esta sopa primordial en el laboratorio.

El primer experimento de este tipo tuvo lugar en 1953. Fue realizado por los investigadores Stanley Miller y Harold Clayton Urey. Los resultados que obtuvieron fueron bastante alentadores. Más recientemente, los químicos de la Universidad de Harvard han repetido este experimento, pero esta vez con tecnologías más modernas. Estos han logrado generar las llamadas células “fénix” a partir del agua, elementos químicos básicos y luz. Heredaron este nombre porque renacen después de su muerte.

Créditos de Pixabay

En febrero de 2021, un grupo de científicos llevó a cabo un nuevo estudio que fue objeto de una publicación en la revista Communications Chemistry. Estudiaron el fenómeno de la autorreplicación con nuevas perspectivas en un intento de explicar los orígenes de la vida.

¿Crear vida en el laboratorio?

Mediante este estudio, los investigadores querían modelar sistemas químicos más representativos de lo que realmente sucedió durante la formación de la vida en la Tierra. Para sus experimentos, utilizaron elementos químicos diseñados en el laboratorio.

“Los elementos químicos que utilizamos en nuestros experimentos no se encuentran en ningún lugar de la naturaleza”, explicó Juan Pérez Mercader, coautor de este estudio.

Los autores de este estudio utilizaron una sopa química acuosa que colocaron bajo un microscopio equipado con una lámpara para recrear la luz solar. Agregaron burbujas de oxígeno a esta mezcla para iniciar reacciones químicas.

Lea también: ¿Y si intentaras duplicar tu salario gracias al concurso lanzado por Expectra (grupo Randstad)?

Información importante

Al final de este experimento, los investigadores pudieron obtener estructuras llamadas micelas. Son como bolas de masa con pelos puntiagudos. Estudios anteriores han demostrado que en algún momento de su desarrollo, estas micelas se llenan de agua y se convierten en vesículas.

Luego implosionan antes de reformarse nuevamente. El estudio realizado por Juan Pérez Mercader y su equipo encontró que la muerte de estas células era fundamental para su reproducción. Siempre que una célula fénix implosiona, distribuye los materiales necesarios para formar nuevas estructuras. Según los investigadores, este proceso imita el proceso reproductivo de la vida.

Los autores de este estudio señalaron que la vida hace más que reproducirse. Procesa información, se nutre y evoluciona. Una vez que los investigadores hayan combinado con éxito todas estas propiedades, pueden crear sistemas que comprenderán mejor el origen de la vida.