Saltar al contenido
Blog Tecnología

Derretir el permafrost podría ser aún más catastrófico de lo que pensamos

febrero 14, 2021

los permafrost Ártico contiene una cantidad de carbono hasta 5 veces mayor que la emitida por la actividad humana. Su derretimiento resultaría catastrófico para el clima global.

El derretimiento del permafrost ártico ha sido durante mucho tiempo una preocupación de la comunidad científica. A medida que el hielo desaparece, el riesgo de emisiones de CO2 se vuelve cada vez más importante ya que esta estructura contiene metano, un compuesto químico peligroso para el medio ambiente. Un nuevo informe ahora afirma que el fenómeno puede ser más grave de lo que cree. Esto se debe a que los microbios del suelo ártico parecen devorar las moléculas de hierro que ayudan a retener el carbono. Obviamente, esto aumenta el riesgo de emisiones de dióxido de carbono. Por un lado, el cambio climático, más precisamente el aumento de las temperaturas, habría activado estas bacterias, que minan la estabilidad de la estructura glaciar.

Créditos de Pixabay

Una muestra de suelo congelado del norte de Suecia fue suficiente para que Carsten W. Müller, que estudia la materia orgánica del suelo en la Universidad de Copenhague, llegara a estas conclusiones. Este descubrimiento cambiará la forma en que los investigadores diseñan sus modelos climáticos.

Una explosión de emisiones de carbono

Si las bacterias reducen la capacidad de retener carbono en el Ártico, el derretimiento del permafrost podría causar muchas más emisiones de gases de efecto invernadero. Los científicos dicen que no consideraron esto ni siquiera en sus peores escenarios.

La cantidad de carbono adicional que se puede liberar podría representar hasta el 5% de todo el carbono que ya está en nuestra atmósfera, 5 veces más que el volumen de CO2 liberado por los seres humanos cada año.

Se sabe poco sobre el efecto del hierro en el permafrost ártico

Saber lo que está sucediendo en el suelo ártico es fundamental. Debe saber que el permafrost almacena tanto carbono como la vegetación del mundo. Además, un equipo internacional de investigadores recolectó tres muestras de suelo del pantano de Stordalen en Suecia para su análisis. Esto llevó a este descubrimiento alarmante.

Esta investigación es importante porque los efectos exactos del hierro sobre el permafrost ártico aún se desconocen en gran medida. La comunidad científica conoce la importancia del elemento químico en el almacenamiento de carbono en suelos congelados. Sin embargo, no puede explicar el fenómeno. Los estudios futuros deberían centrarse en estos mecanismos.