Saltar al contenido
Blog Tecnología

Bolas de robot para explorar los tubos de lava de la luna

abril 1, 2021

La ESA se está preparando actualmente para explorar los tubos de lava de la luna en busca de agua y refugio potencial para futuros colonos. Teniendo esto en cuenta, la agencia europea tiene previstoutilizar un robot con forma de “bola de hámster” llamado DAEDALUS ou Descenso y exploración en autonomía profunda de estructuras subterráneas lunares.

Según los informes, el robot esférico se sujetará a una correa larga, lo que permitirá bajarlo a las cuevas lunares. Una vez en la parte inferior, se puede separar y rodará de forma independiente. Para su trabajo de exploración, el robot estará equipado con varios instrumentos como una cámara estereoscópica inmersiva, sensores de temperatura, un sistema lidar para realizar un mapeo 3D del interior de las cuevas, así como un radio dosímetro. DAEDALUS también podrá eliminar cualquier obstáculo y probar las propiedades de la roca utilizando brazos extensibles.

Créditos de Pixabay

El robot DAEDALUS fue diseñado por un equipo dirigido por la Julius-Maximilians-Universität de Würzburg en Alemania. Actualmente está siendo evaluado por la Instalación de Diseño Concurrente de la ESA como parte de un gran estudio que se centra en los conceptos de la misión para explorar las cuevas lunares. El robot se utilizará para explorar las cuevas que pueden ofrecer protección natural contra la radiación, los meteoritos y las temperaturas extremas en la superficie.

Como funciona el robot

En cuanto al funcionamiento del robot, la operación incluirá una grúa que se utilizará para bajarlo al tubo de lava a explorar. La energía utilizada provendrá de paneles solares y el robot se recargará a través de un “cabezal de carga” que funcionará de forma inalámbrica. Este cabezal también permitirá la transferencia de datos.

Según Dorit Borrmann, miembro del equipo detrás de DAEDALUS, el diseño se eligió en función de la necesidad de observar el entorno del robot desde un ángulo de 360 ​​°. También es necesario proteger al robot de las duras condiciones de la Luna. La esfera robótica puede detectar obstáculos durante el descenso y navegar de forma autónoma gracias al sistema de estereovisión y lidar.

¿Por qué tubos de lava?

Desde hace bastante tiempo, los científicos han comenzado a imaginar que los tubos de lava de la Luna podrían usarse como lugares de residencia para los primeros colonos.

Según el Dr. Riccardo Pozzobon de la Universidad de Padova, la comparación de los ejemplos terrestres, lunares y marcianos muestra que la gravedad tiene un efecto significativo en el tamaño de los tubos de lava. En la Tierra, su diámetro puede ser de hasta 30 m, pero en Marte, con gravedad reducida, su ancho puede ser de hasta 250 m. En cuanto a la Luna, los tubos de lava pueden tener más de 1,6 km de ancho y varios cientos de km de largo.

Los tubos de lava lunares son, por tanto, lo suficientemente grandes como para albergar una base humana. Esto representa una gran ventaja para futuras misiones tripuladas.