Saltar al contenido
Blog Tecnología

2.000 millones de personas tienen un parásito cerebral, ¿verdad?

marzo 28, 2021

Según los científicos, más de Se cree que 2 mil millones de personas en todo el mundo están infectadas con un parásito cerebral que proviene principalmente de gatos y carne contaminada. Sin embargo, pocas personas presentan síntomas. Recientemente, un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia realizó un descubrimiento que podría explicar este hecho, y los resultados de su estudio también podrían tener importantes implicaciones en el campo de las infecciones cerebrales, enfermedades neurodegenerativas, así como el de las autoinmunes. enfermedades.

Según los resultados del estudio, el parásito llamado Toxoplasma gondii en realidad, se mantiene bajo control mediante células llamadas microglía, que están diseñadas para proteger el cerebro. La microglía produce una molécula inmune única llamada IL-1a. Los científicos han descubierto que esta molécula de alguna manera “recluta” células inmunes de la sangre para controlar los parásitos en el cerebro. Aparentemente, este es un proceso muy eficiente ya que muy pocas personas desarrollan toxoplasmosis sintomática.

Créditos de Pixabay

Según los investigadores detrás de este estudio, es muy importante comprender el papel de la microglía, ya que son las únicas células inmunitarias que se encuentran dentro del cerebro. Por tanto, este último descubrimiento puede aplicarse a todo tipo de problemas cerebrales que impliquen un componente inmunológico. Esto incluye lesiones cerebrales, enfermedades neurodegenerativas o incluso accidentes cerebrovasculares.

Una forma completamente nueva de ver

En los últimos años, el Departamento de Neurociencia y el Centro BIG o Centro de Inmunología Cerebral y Glia de la Universidad de Virginia han cambiado por completo la forma en que los científicos piensan sobre la relación entre el cerebro y el sistema inmunológico. De hecho, durante décadas se creyó que el cerebro no estaba conectado con el sistema inmunológico. Los investigadores de la Universidad de Virginia han demostrado lo contrario, y hoy los que trabajan en el campo están tratando de ver las diferentes implicaciones de este importante descubrimiento.

En este contexto, uno de los campos de estudio se refiere a la microglía y su papel en la protección del cerebro. Sabemos que es bastante difícil estudiarlos ya que están estrechamente vinculados a otras células inmunes que se encuentran en otras partes del cuerpo. Hasta hace poco, las herramientas utilizadas en los laboratorios no lograban distinguir entre los dos tipos de células cuando los investigadores intentaban apuntar a la microglía.

El papel de la microglía

Samantha J. Batista, estudiante de doctorado de la Universidad de Virginia y primera autora del estudio, utilizó un enfoque completamente innovador para aprender más sobre la naturaleza de la microglía y comprender su papel en las infecciones cerebrales. Con la ayuda de sus colegas, pudo descubrir que las infecciones provocaban la muerte de la microglía de forma inflamatoria. Esta forma no es la correspondiente a otras células inmunes.

Los científicos pudieron determinar que la microglía explotó para “reclutar” células inmunes llamadas macrófagos para controlar la infección. Toxoplasma gondii. Este hallazgo explica por qué la mayoría de las personas no tienen problemas con el parásito, pero algunas, especialmente las inmunodeprimidas, pueden enfermarse gravemente.

Según Batista, comprender tales procesos puede ser de gran beneficio para combatir otras enfermedades que involucran neuroinflamación. En el futuro, el equipo planea comprender cómo funciona la microglía para detectar parásitos en el cerebro. Estas células podrían detectar directamente la presencia de los parásitos o podrían reconocer el daño causado por el parásito en el tejido cerebral.

s https://www.technologynetworks.com/neuroscience/news/two-billion-people-have-a-brain-parasite-heres-why-many-havent-noticed-338114