was successfully added to your cart.

Alternativas al software propietario y de pago

By diciembre 21, 2010Software
Alternativas al software propietario y de pago 2

El sistema operativo es el primero de los programas propietarios que se ejecuta en la mayoría de ordenadores. La alternativa a Windows y Mac OS X, que rondan los 300 euros por distribución, pasan por Linux. Para el usuario medio, Linux es sinónimo de dificultad de uso, un sistema que implica conocimientos avanzados en informática. Pero hace ya bastante tiempo que las distribuciones de este sistema operativo ofrecen entornos de ventanas intuitivos como los de Apple o Microsoft. Ubuntu o Debian son bueno ejemplos de distribuciones Linux que cualquier usuario podría utilizar.

Studenten applaudieren

Alternativas al software propietario y de pago

Microsoft Office vs OpenOffice

Office, la suite ofimática de Microsoft, ha sido uno de los programas más instalados en los ordenadores de todo el mundo. Tal es su popularidad, que desembarcado en un terreno vedado para programas de PC compatibles como son los Mac, que hasta entonces sólo contaban con iWork. Para muchos es un imprescindible, pero cuando acaban los 60 días de prueba del programa, igual merece la pena buscar una alternativa libre antes que pagar una suma elevada por la licencia.

La principal alternativa a Microsoft Office es OpenOffice.org, una suite ofimática libre, que cuenta con el apoyo de Oracle, además de importantes empresas de sector como Red Hat, IBM y Google. La suite incluye las aplicaciones de procesador de textos, hoja de cálculo, presentaciones o base de datos y un sistema de menús similar al que incluyen las aplicaciones Microsoft, de modo que la transición de una suite a otra no implica un cambio drástico.

Photoshop vs Gimp

A priori Photoshop es un programa insustituible. La cantidad de formatos que soporta y la gran variedad de herramientas, que permiten una modificación exhaustiva de imágenes, lo convierten en el programa de retoque fotográfico profesional por excelencia.

Pero no hay que olvidar que Photoshop es eso, un programa de uso profesional. Si nuestras necesidades de retoque no pasan por ahí, GIMP es una excelente opción para retocar imágenes. El hecho de que sea gratuito y no sea una herramienta profesional, no es óbice para que esta robusta y potente herramienta cumpla con creces los propósitos para los que está pensada.

Software de segunda mano es otra opción

No siempre podemos encontrar la mejor solución en el freeware y comprar software de segunda mano puede ser la solución para afrontar los problemas.

El software de segunda mano es más caro que los programas de código abierto, pero supone un ahorro, en muchas ocasiones, bastante considerable.

Foto | Fotolia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies